Información sobre
Inicio Noticias Historiadora Antonella Romano realizó charlas y compartió con estudiantes de pregrado
Síguenos en FacebookTwitter
Noticias
Historiadora Antonella Romano realizó charlas y compartió con estudiantes de pregrado PDF Imprimir E-mail
Viernes, 14 de Septiembre de 2018 14:19

IMG 4016
Durante la primera semana de septiembre, nuestro Instituto de Historia tuvo el honor de contar con la ilustre visita de la historiadora Antonella Romano, Directrice d'études del Centre Alexandre-Koyre y Vicepresidente de la EHESS, Relaciones internacionales, quien realizó diversos encuentros con la comunidad académica. 

La visita de la profesora Romano, se enmarca dentro del proyecto ECOS-CONICYT "Fragmentos de mundo en tránsito. Objetos y artefactos americanos en Europa. Siglos XVII-XX", coordinado por los profesores del Instituto de Historia UC, Rafael Gaune y Olaya Sanfuentes, y por Antonella Romano y Rafael Mandressi, de la École des Hautes Études en Sciences Sociales.

La primera presentación que realizó la historiadora se tituló “Fabricar la historia de las ciencias modernas. Reflexiones sobre una disciplina en la era de la mundialización”. Aquí, analizó la historia de la ciencia como parte de la historia universal. La académica indicó que hablar de la historia de la ciencia en relación con la edad moderna, nos permite reflexionar sobre la categoría de lo moderno, categoría fundadora de la discusión historiográfica. También, precisó que la dimensión interdisciplinaria es parte de la historia de la ciencia, y que este concepto de ciencia o ciencias se debe contextualizar, desde donde viene y quién lo emplea.

Pero ¿dónde y cuándo se originó la historia de la ciencia? La expositora indicó que nació entre EE.UU. y Europa al final de la II Guerra Mundial, fundamentalmente como disciplina para quienes estudiaban la ciencia, no para las humanidades. Comienza a ser incluída en los programas de las grandes universidades de EE.UU. en el siglo XX, y así comienza una revolución científica.

Un concepto esencial para entender la historia de la ciencia, señaló Romano, es el  “fracaso de las experiencias de destrucción del mundo y la humanidad, que tenían unos componentes tecnológico y científicos que se reveló destructora. La dimensión de destrucción es fundamental para integrar la historia de la ciencia dentro de una reflexión mas amplia sobre la formación académica”.

La segunda actividad que realizó Antonella Romano, fue a un diálogo con los estudiantes de pregrado de nuestro Instituto. La estudiante Camila Rodríguez, en representación de sus compañeros, realizó varias preguntas a la historiadora con el propósito de obtener herramientas para utilizarlas, más adelante, en el ejercicio de su profesión. 

La charla “El viaje de una historiadora. Una conversación con Antonella Romano”, trató precisamente de los viajes que ha hecho la académica, tantos físicos e internos, como ella misma los calificó. Habló de lo que obtuvo de esas experiencias, las reflexiones que realizó a partir de ellas, y cómo aplicarlas al momento de ejercer como historiadora. 

Antonella destacó su primer viaje fuera de Europa, a México, hace 20 años: “Me cambió la vida. Siempre hay una vida que se cambia o se reconstruye y no lo sabes. Es algo que aprovechas después y que construyes. Tu disponibilidad para escuchar y ver sin necesariamente saber ni entender”, enfatizó.

Su tercera y última presentación la realizó dentro del “II Congreso Internacional: Diversidad de creencias y de sentido en una sociedad plural”, en el Plenario: Conflicto entre sistemas de creencias. Aquí  expuso “Impresiones de China. Europa y el englobamiento del mundo (siglos XVI –XVIII)”.

Explicó que todos los sistemas de creencias tienen su historia y origen, y que se desarrollaron en un mundo distinto, ya que tuvieron lugar en un tiempo desconocido que los historiadores tratan de comprender. “Tenemos que descentrar nuestras manera de pensar la historia como europeos. Entender mejor ciertos sistemas que se construyeron en ‘momentos de descubrimiento’, de un mundo que va a tomar una dimensión nueva desde el siglo XVI”, indicó.

“Europa se enfrenta con un proceso de englobamiento del mundo. En ese momento, Europa se encuentra con una necesidad de pensarse y de pensar el mundo adentro de una relación asimétrica hacia América”, agregó Romano.



“Siempre es un encanto volver al Instituto”

Esta es la segunda vez que Antonella Romano visita nuestro Instituto, la primera vez lo hizo en 2014, donde se desempeñó como docente del postgrado de Historia. “Todo el placer es mío porque he vuelto a este país de siempre, muy bello. Es siempre un encanto volver (… ) los vínculos académicos y de amistad que tenemos son un vinculo fundamental de un viaje”, expresó la historiadora.

“Fue una experiencia maravillosa. Cada charla y cada relación de trabajo desde que llegué ha sido muy rica e interesante, ya sea de manera formal o informal. He tenido la posibilidad de discutir muchísimo con los colegas, con Sol Serrano, que es una amiga queridísima y estoy muy feliz por su premio”, añadió Romano.

Con respecto al dialogo que compartió con los estudiantes, manifestó que es algo distinto porque son el futuro: “me encantó su manera colectiva de reflexionar sobre su taller, sobre qué quieren hacer en la vida. Y me encantó su deseo de compartir sus preguntas y me impactó la calidad del dialogo, las preguntas que prepararon y también las que planteó la audiencia. Me parecieron muy interesantes y me dejaron algo sobre lo que reflexionar para mi también”.

Su trabajo como historiadora es ampliamente conocido en el área, debido a esto que es esencial para los futuros historiadores contar con sus consejos. Ella destacó que el principal consejo que puede dar es “que sigan creyendo en la necesidad de estudiar historia en un momento donde el sentido del tiempo y la dureza del tiempo se está perdiendo. Chile es un país fundamental por su historia reciente y por su historia larga. Que sigan reflexionando sobre esto de manera que no sea nacionalista, que sea una manera abierta a la diversidad de las prácticas historiográficas”.


La mujer en la academia

A pesar de ser hoy en día una exponente destacada en la academia, Antonella señaló que su carrera la desarrolló en un contexto donde el machismo predominaba. “Yo he tenido una enorme fortuna de vivir en un mundo académico en Francia donde, si bien existe el machismo y las relaciones de poder entre hombres y mujeres, no ha sido tan difícil gracias a las luchas de mis colegas más grandes, debido a la calidad de su trabajo, en cuanto a historiadoras y especialistas de ciencias sociales”.

“Pero, al mismo tiempo siempre veo la dificultad del ser iguales, siempre el hecho de que  al final eres una mujer, surge como un impedimento a verte y a tomarte en serio cuando intentas hablar, decir o escribir. Sé que hay muchísimas luchas que seguir en mi país y otros países del mundo y estoy convencida de que la capacidad de las mujeres y de la gente es una fuerza que nos da para nunca olvidarlos de que los temas de géneros son fundamentales. También los temas de las diversidades sociales, y la variedad de los rechazados que hay en las sociedades no se limita a mujeres”, agregó.

En lo referente a lo más importante que tiene que entender una historiadora en su oficio, Antonella destacó que siempre hay que aprender: “Lo que uno sabe lo sabe desde un lugar y que cuando se va a otro, tiene que escuchar para ver cómo se puede pensar de manera distinta, porque esa es la riqueza del mundo”, finalizó.  

IMG 4012

IMG 4030


 

Mapa del sitio
2012 Pontificia Universidad Católica de Chile - Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política, Instituto de Historia -  Teléfono: (56) 22354 79 25 
e-mail: herodoto@uc.cl - Campus San Joaquín - Avda.Vicuña Mackenna 4860, Macul, Santiago